Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Integracion Socio Laboral
 

El Taller Protegido de Producción tiene como objetivo integrar a la persona con discapacidad a la sociedad a través del trabajo.

 

Lograr esto, implica un proceso total de rehabilitación profesional y brindar el apoyo necesario para poder garantizar el ajuste de trabajo - trabajador.

 

Muchos de los operarios no logran salir al Mercado Laboral Común, por no poseer el perfil adecuado que éste requiere, con lo cual su alternativa laboral sólo es el Taller Protegido de Producción, siendo válida la oportunidad de empleo que brinda ya que lo digno es el trabajo en sí y lo que se logra a través de él.

 

Es de suma importancia que la familia acompañe y participe de todo este proceso, ya que es el pilar fundamental de toda persona.

 

Es difícil cambiar la mirada de aquellos que sólo ven en la persona con discapacidad lo que no pueden hacer... Nosotros, en nuestro accionar diario, no sólo apuntamos a las capacidades que las mismas poseen sino que también buscamos su desarrollo y potenciación, mediante la creación y equiparación de oportunidades…

 

Para favorecer el desarrollo integral de los operarios de nuestro Taller Protegido de Producción, la entidad promueve su participación en actividades extra –laborales recreativas, deportivas y formativas, que tienen como fin su socialización e integración.

 

La persona con discapacidad, como persona plenamente humana con sus derechos innatos, sacros e inviolables, debe participar de la vida en sociedad en los niveles que le sean accesibles a su posibilidad.

 

Como ser humano con características diferentes, la persona con discapacidad, tiene el derecho a la normalización, a la participación, a la integración y a ser reconocida como incluida en el medio social. Pero también, tiene el deber de ejercer ese derecho.

 

Asimismo la persona con discapacidad debe tener una formación para que pueda integrarse a una actividad productiva.

 

La inclusión laboral de personas con discapacidad no refriere sólo a la capacitación de un oficio o a la posibilidad de incorporación a un empleo, implica una nueva mirada, un nuevo posicionamiento de la persona con discapacidad: de la discapacidad a la capacidad del sujeto. Remite a proyecto propio de vida, a posibilidad de elección y deseo personal, a autorrealización.

 

De acuerdo a lo establecido en las Normas Uniformes, el “Principio de la Igualdad de Derechos” significa que las necesidades de las personas tienen igual importancia, que esas necesidades deben constituir la base de planificación de las sociedades y que todos los recursos han de emplearse de manera tal de garantizar que todas las personas tengan las mismas oportunidades de empleo.

 

La Legislación Argentina y las políticas de inserción laboral para las personas con discapacidad distinguen entre:

a) Las personas con discapacidad que se encuentran en condiciones de ingresar al mercado laboral competitivo, y

b) Las personas con discapacidad que no se encuentran en condiciones de ingresar al mercado laboral competitivo, o que para poder hacerlo requieren de un proceso de adaptación laboral y capacitación, y a quienes se debería orientar en un mercado protegido de trabajo, mediante su incorporación a Talleres Protegidos de Producción.

 

Teniendo en cuenta que el Taller Protegido de Producción es una alternativa laboral para las personas con discapacidad, esta alternativa tiene que ser considerada temporal, pues mediante ésta la persona con desventaja laboral puede prepararse para su posterior incorporación al medio laboral corriente.

 

El proceso de Evaluación, permite obtener un perfil de la persona con discapacidad, de sus capacidades y del trabajo, a través de técnicas de análisis ocupacional y del estudio y descomposición de la actividad laboral.

 

Una vez evaluada, la persona debe ser orientada, proceso que evoluciona favorablemente si la familia y el operario comprenden la necesidad de la formación.

 

Finalmente, el proceso de colocación debe estar acompañado por el de seguimiento. En el tema de la colocación de la persona con discapacidad intelectual, el seguimiento es un proceso que le permite sentirse acompañada para vencer ciertos tabúes que pueden neutralizar su rendimiento productivo.

 

En todos los casos de colocación, la familia del operario tiene un papel relevante. Sin el acuerdo y el compromiso de la familia, es imposible dar salida socio - laboral a la persona con discapacidad por muy preparada que se encuentre.

 
Sede Legal y Administrativa: Paunero 2074 (B1663GJT) San Miguel, Buenos Aires, Argentina
Tel / Fax: (11) 4451-5600 / 5700 - E-mail: info@apad.org.ar